• Contacto
  • Chat
  • Mi cuenta

Logiscenter

Premium Partner SATO

Logiscenter ha sido galardonado como “Golden Prestige Partner” por SATO.

Como resultado de la dedicación leal de Logiscenter y su profesionalismo en el mercado Europeo durante los últimos 10 años, la compañía japonesa, SATO, conocida en el mundo como una compañía enfocada en la recolección de datos y soluciones de etiquetas, le ha otorgado a nuestra compañía un reconocimiento como asociados de alto grado para SATO.


El programa de asociación de prestigio de SATO se basa en tres niveles de participación que reflejan el rendimiento, los recursos y la integración de las soluciones AIDC, y recompensa a los participantes que demuestran claramente un grado alto de interés y dedicación a la asociación con SATO. Dependiendo de los criterios cumplidos para un cierto nivel de asociación, los participantes son elegibles para apoyo específico y beneficios. El "Golden Prestige Partner" es un nivel de asociación que se otorga a aquellos socios que han demostrado desarrollo de habilidades, experiencia en sistemas AIDC y dedicación a expandir la cartera de productos de SATO.


Sobre Logiscenter:

Logiscenter ha sido proveedor líder de productos de código de barra y soluciones, mobile computing, punto-de-venta y RFID en Europa desde el 2009 y actualmente expandiéndose a E.E.U.U.. Hemos obtenido nuestra reputación como un proveedor de alto valor en la industria de la identificación automática y la captura de datos. Brindamos, integramos y apoyamos soluciones tanto de identificación de activos como de control de activos. Estas soluciones permiten a nuestros clientes capturar y administrar datos de sus productos, personas y transacciones para mejorar la productividad, brindar una mejor experiencia al cliente y lograr mejores resultados.


Logiscenter tiene miles de clientes, incluyendo muchas corporaciones grandes, integrando también por un equipo sólido, dedicado y con muchos años de experiencia en esta industria, y nuestra expansión acaba de comenzar

Choose your country:

No, thanks